La Cooperativa Eléctrica de Crevillent rebaja de nuevo sus tarifas un 15%

La Cooperativa Eléctrica de Crevillent continúa aplicando sus medidas estratégicas encaminadas a rebajar la factura energética de sus socios, no solo en el ámbito doméstico, sino también para el resto de consumidores.

La compañía crevillentina ha anunciado una nueva rebaja del 15% en sus tarifas, la cual se suma a la reducción que ya se repercutió en la factura del pasado mes de marzo, en plena situación de confinamiento, que fue de un 10%. Esta misma disminución del 15% se va a trasladar a todas las modalidades tarifarias con suministro en baja tensión, por lo que no solo el usuario doméstico se beneficiará de la misma sino también el pequeño comercio, los empresarios individuales (autónomos) y las pequeñas y medianas empresas.

Con esta nueva bajada, la tarifa 2.0A doméstica, la más extendida en Crevillent, pasará de 0,105 €/kWh a 0,089 €/kWh. En comparación con los 0,117 €/kWh vigentes en el mes de enero, la reducción acumulada en 2020 de la tarifa del término de energía es cercana al 25%. No obstante, por la propia estructura y conceptos incluidos en la factura eléctrica, y el peso que tienen sobre la misma el término de potencia, los peajes regulados por el Gobierno y los impuestos, el ahorro medio acumulado en la factura de un hogar tipo se situará, de media, entre el 15% y el 18%, dependiendo del perfil de cada consumidor.

Según el director general de la entidad, Joaquín Mas, “esta minoración de las tarifas se debe, en parte, a la favorable evolución de los precios de la energía en el mercado mayorista, puesto que en los últimos meses se ha consolidado una tendencia bajista cuyo origen es la caída de la demanda de energía derivada de la crisis del COVID‑19, en el bajo coste del gas natural y de los derechos de emisión de CO2, así como en el mayor peso de las energías renovables en el mix de producción energética”. En cualquier caso, apunta Mas, “más allá del escenario de precios del mercado, que por ser un aspecto coyuntural podría cambiar en los próximos meses, esta rebaja pasa igualmente por la optimización de los procesos de compra de la energía y por la realización de un esfuerzo adicional para reducir nuestros márgenes comerciales, una decisión sobradamente justificada en el actual contexto de crisis sanitaria y socioeconómica”.

El presidente del grupo energético, Guillermo Belso, recuerda que “el primer objetivo de nuestra entidad es conseguir precios muy competitivos en relación con opciones similares del mercado libre –que incluyan energía de origen renovable, atención presencial y beneficios sociales para los cooperativistas– intentando además que tengan un carácter lo más permanente posible en periodos prolongados de tiempo, con independencia de la volatilidad natural que tienen los mercados energéticos”. En este sentido, continúa Belso, “la fijación de nuestra política de precios pasa por alcanzar el necesario equilibrio entre los ahorros económicos directos para el cooperativista y los retornos a través de nuestra Obra Social, sin que ninguno de ellos pueda resultar comprometido y sin poner en riesgo la sostenibilidad económica ni la solidez financiera del Grupo Enercoop”.

Finalmente, al igual que ocurrió con la rebaja del mes de marzo pasado, la cooperativa crevillentina adelantará de nuevo un mes el criterio habitual de revisión de precios por trimestres naturales, por lo que los nuevos precios se aplicarán a partir del consumo del mes de junio, como medida excepcional en respuesta a la crisis que atraviesa el país. En la web de Enercoop están disponibles los precios actualizados en función de la tarifa contratada.

Plan Reacciona y bono social local.

La entidad recuerda a los crevillentinos que el bono social local sigue vigente y que pueden solicitarlo las personas que cumplan determinados requisitos. Este bono social local consiste en un descuento adicional del 25% del término de energía, que, considerando la nueva bajada, pasará a ser de 0,067 €/kWh. Dicha acción no solo se aplica a los segmentos de la sociedad que se han beneficiado de ella hasta la fecha, como familias con todos sus miembros desempleados, jubilados con un determinado nivel de ingresos, personas con diversidad funcional y familias numerosas, sino también, en el marco del Plan Reacciona, a los hogares de trabajadores autónomos que hayan reducido su actividad en más de un 75% o hayan suspendido la misma, así como para aquellos en que, al menos, dos personas se hayan visto afectadas por ERTE’s o estén en situación de desempleo. Este descuento se aplicará al consumo de la vivienda habitual. Se ha habilitado un servicio de asesoramiento para resolver dudas y para atender y tramitar las solicitudes, por medios presenciales (cita previa), telefónicamente (900.103.314), a través del buzón específico bonosocial@enercoop.es y en la web de la compañía (www.enercoop.es).